Quitando las telas de araña

Uff. Hace mucho que no me paso por aquí. Siento una mezcla entre pena y pereza. Pena por no dedicarle tiempo y pereza por tener que dedicárselo. Un quiero y no puedo a la vez que un puedo y no quiero. Quizá porque hace tiempo me tomaba esto bastante en serio, como un blog profesional. Luego pasó a convertirse en algo más personal. Al final se ha quedado en un tema meramente residual. Ay.

En fin, os cuento mis penas, hago una entrada de continuación y a ver si consigo animarme para ir colgando por aquí más relatos y algunas fotos nuevas. Y consejos tecnológicos que me surjan, ¡eso siempre!

Hasta pronto, lo prometo.

¡Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.