El peor escritor del mundo

Una Olivetti aguamarina

Seguramente hayas acabado aquí confundida… O confundido, pero como no soy de las que repiten el masculino y femenino, ponga el género que ponga, tú entiéndelo como neutro y hala, sin más dramas. Tampoco voy a remarcar esa neutralidad con acabados afrancesados o incógnitas matemáticas, que bastante tengo con escribir enrevesado como para complicarlo más con letras fuera de sitio.

Si eres lector habitual (¿tengo de eso?) o visita de paso en busca de ayuda (de esto sí que sí), lo mismo da, ni esta entrada es habitual ni te va a ayudar. Lo siento. Pero me parecía una deshonra para este año acabarlo sólo (con tilde, porque a veces me agarra la vena conservadora) con una única actualización (desactualizada a estas alturas).  Así que he decidido excusarme. Con esto me entretengo ahora (con las excusas no, con lo que sigue). Con relatos.

Como este blog no nació con vocación de contener mi verborrea literaria (nótese el doble sentido, a veces hago esas cosas inconscientemente) sino más bien con la intención de compartir algunos consejos, trucos o descubrimientos tecnológicos (barra) informáticos (barra) lo que fuera, pues no he dado la tabarra con esta otra faceta (aunque algo se ha colado). Pero ahora que no actualizo, pues tiro de lo que tengo más a mano. Así que suelto esto aquí, que no voy a vivir de ello, que me define, que me excusa. Y quizá le sigan otros o quizá no.

Continuar leyendo «El peor escritor del mundo»

Ulysses app, el Markdown, WordPress y un puñado de euros

Vista general del espacio de trabajo de Ulysses

Tengo una nueva aplicación para escribir preferida. Mejor dicho, tengo LA aplicación para escribir y punto. Si creéis que estoy exagerando es porque no la conocéis y si creéis que me pagan por decirlo es que no me conocéis.

 

Ulysses app

Ulysses app o Ulysses a secas es una aplicación para Mac enfocada a la escritura sin distracciones. No es un Word, porque aparenta la pobreza de un bloc de notas, pero tampoco es un simple bloc. Ulysses es un poco lo que el escritor quiere que sea. Si quiere un texto plano, es un texto plano. Si quiere una buena presentación para una tesis, tendrá una presentación exquisita para su tesis. Si quiere un libro electrónico, tendrá un ebook. Si quiere una web, tendrá el HTML.

Esto sólo hablando de las formas de exportación de tu trabajo, porque la organización es tema aparte y, no sé con otros, pero conmigo encaja a la perfección. Ulysses trabaja con lo que llama «Hojas» que es donde se escribe (oink, oink, perogrullo time) y éstas pueden ser organizadas en «Grupos» (aka carpetas de toda la vida) que son como pilas de documentos. Estas «Hojas» –que, por cierto, se guardan automáticamente sin que haya que hacer nada, ahora, que si queréis guardar, guardáis porque tengáis ese tic– pueden ser tan largas o cortas como cada uno quiera y, lo mejor de todo: se puede practicar una escritura por módulos que permite reordenar fácilmente las hojas sin andar copiando y pegando contenido, simplemente se arrastra la hoja de arriba abajo y se coloca donde se prefiera (un poco como con las diapositivas de un PowerPoint, aunque visualmente se parece más a la aplicación de Mail de Apple, con sus columnas de bandejas, correos y contenido).

Vista general del espacio de trabajo de Ulysses
Vista general del espacio de trabajo de Ulysses a 3 columnas + guía de Markdown

 

Ulysses y el Markdown

Como he dicho más arriba, Ulysses no es un Word, olvidaos de ver en vivo y en directo el aspecto final de vuestro documento. Pero, entonces ¿cómo se le da estilo al asunto? Pues recurriendo al “lenguaje” Markdown que, aunque penséis que es una locura tener que aprender un lenguaje para escribir (!?), en realidad es bastante sencillo y no hace falta conocerlo de entrada, pues Ulysses permite tener a la vista una guía rápida de marcado a medio camino entre una chuleta y el menú de formatos del Word.

Soooo, caballo

Posiblemente, con todo lo que he contado hasta ahora, tendréis la cabeza como un bombo y no os habréis enterado de mucho, por suerte esta app puede ser descargada gratuitamente para probarla y os animo a ello. En la web oficial del producto ofrecen una DEMO de 10h reales de edición de textos (no me refiero a que expire a las 10 horas de haberla instalado, sino tras 10 horas de andar trasteando con ella). Si en ese tiempo no os convence, no creo que sea para vosotros, pero si sí, bienvenidos al club (a mí me bastaron 2 horas).
Continuar leyendo «Ulysses app, el Markdown, WordPress y un puñado de euros»