La última entrada del año, ya si eso nos vemos en 2015

Todos los años sobre esta época (mentira, suele ser un poco antes) dedico un poco de mi tiempo para escribir unas líneas a los Reyes Magos pidiendo por mejoras tecnológicas de cajón o quejándome de lo mal que anda el mundo con la idea de que ver si se puede hacer algo por mejorar lo uno y lo otro. Pero en vista de la liada que me tienen montada con lo que he ido pidiendo en ocasiones anteriores, este año mejor lo dejo.

Bastante tengo ya con la paranoia de implementación de las notificaciones en iOS, la extraña forma que tiene Google de concebir lo que es la integración de cuentas o la lacra que sigue suponiendo la privacidad en las redes sociales como Facebook (por más que quieran disfrazarlo diciendo que el usuario tiene el control) para que yo insista en nuevos temas –llevo años pidiendo por estos, ay–. Por no hablar de lo que mencioné en la carta pasada sobre el país en el que vivo, que lejos de ir a mejor… No sé para qué dije na’.

En fin, que podría pedir por cosas recientes como la reforma del Código Penal –podéis buscar en Google al respecto–, el canon AEDE –no vaya a ser que lo que enlace resulte significativo y toque apoquinar–, o que los que legislan sobre la red entiendan un poquito de qué va eso del interné. PERO lo que decía, visto lo visto, mejor nos dejamos de intervenciones divinas y nos ponemos nosotros manos a la obra. Así que tomaos esto como una felicitación navideña, dad lo mejor de vosotros y, ¡vamos pa’lante!

Felicitación Navideña

¡Un saludo, majos! y hasta el año que viene ;)

¡Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.