Cómo recuperar los correos eliminados definitivamente en Gmail

Pantalla de inicio de la herramienta de Gmail para recuperar correos eliminados

Más que un cómo se hace, esto es un: ¡Se puede hacer! Porque yo desconocía que Google diera la posibilidad de recuperar correos que ya han sido eliminados de la papelera, correos borrados definitivamente.*

Si sois de clic rápido, alguna vez la habréis liado vaciando la papelera del correo electrónico y mandando a la nada los emails eliminados. Normalmente esto importa poco, porque si estaban en la papelera, en fin, su ciclo habría terminado ya, ¿no? Pero quizá os pase como a mí que decís: Ya lo dejo en la papelera que sé que tengo treinta días antes de que se borre definitivamente de manera automática. Y luego, un buen día, recuerdas aquel correo y, tsk, eliminado pero eliminado, eliminadísimo.

También os puede pasar que, a saber cómo, un día mandáis una ristra de mensajes a la papelera y otro día decís: Ay, qué llena está la papelera. Y la vaciáis manualmente. Adiós mensajes. Al otro día vais a buscarlos y ¡el horror! No habéis sido conscientes de haberlos mandando a la basura, sí de haber sacado la basura, pero no de lo otro. ¡Y el horror! No afirmaré ni desmentiré que esto me haya ocurrido a mí. Cof. Cof.

O, bueno, os puede suceder eso de que alguien os entre en la cuenta a haceros la puñeta y a borrar correos.

Para todos estos casos y miles de situaciones más que ocurren porque shit happens, Gmail dispone de una herramienta de recuperación de correos eliminados a lo definitivo. No hablo de buscar en vuestras papeleras, digo recuperar correos que ya se suponen totalmente destruidos. ¡Y funciona!

Continuar leyendo «Cómo recuperar los correos eliminados definitivamente en Gmail»

Validación de formularios del lado del cliente: JavaScript Vs HTML5

Imaginad que estáis desarrollando vuestro website modernísimo de la muerte y, por tanto, decidís hacerlo en HTML5. Llegáis a la parte del formulario de contacto, lo validáis con HTML5 y, probando en Safari (porque todos los guays de ahora programan en Mac y tienen Safari y prueban las cosas ahí también), os horrorizáis al ver que Safari suda de vuestra verificación y manda los formularios vacíos o mal completados. Aaaaaamigos, ¡bienvenidos una vez mas al maravilloso mundo de: ¿por qué me dediqué yo a esto con lo feliz que sería haciendo otra cosa?!

Veamos cómo funcionan las validaciones del lado del cliente, es decir, en el dispositivo del usuario que interactúa con nuestra web, no en el servidor donde ésta está alojada (verificaciones estas otras que son también necesarias y deseables pero de las que no hablo en esta ocasión).

Por un lado tenemos la forma de toda la vida de verificar que, cuando alguien nos manda un formulario, al menos haya algo escrito en él: El JavaScript (está también muy de moda la verificación JQuery, pero a fin de cuentas…). Por otro lado, tenemos la forma más reciente propuesta por HTML5. A saber:

 

Ventajas y desventajas de la verificación con JavaScript

A favor

  1. Personalizable
    • En casuística (que para eso la programas)
    • En diseño (para poner colorines y mensajes de alerta)
  2. Mayor compatibilidad con navegadores (casi todos los modernos y no tan modernos)

En contra

  1. Algunos usuarios pueden tener el JS deshabilitado (lo hacen por fastidiar, ¡lo sabemos!)
  2. Hay que programar cada verificación (y eso es un engorro)

 

Ventajas y desventajas de la verificación con HTML5

A favor

  1. Validación nativa, es decir:
    • Rápida para el desarrollador, pues no requiere programar las verificaciones, basta con decir: oye, esto es obligatorio (required)
    • Rápida y segura para el usuario, su navegador lo hace todo, sin complementos
  2. Mayor precisión semántica:
    • De la generalidad del campo de tipo texto, pasamos a poder especificar si se trata de un email, una url, una fecha…
  3. Ideal para dispositivos móviles:
    • Algunos terminales mostrarán distintos tipos de teclado según los datos que se tengan que introducir (números para fechas, @ para emails, .com para urls…)

En contra

  1. Escasamente personalizable:
    • En cuanto a diseño de los errores/alertas (los navegadores se lo guisan, los navegadores se lo comen)
    • En cuanto al control de determinados comportamientos de la validación (ver caso con textarea explicado más abajo)
  2. Menor compatibilidad con navegadores, habiendo casos sangrantes:
    • (a 2014) Safari, aunque reconoce los input types de HTML5, no reconoce el atributo required y, por tanto, envía los formularios sin validar (¡alegría! NO.)

Continuar leyendo «Validación de formularios del lado del cliente: JavaScript Vs HTML5»

Reserva tu cuenta de Hotmail en el nuevo Outlook para evitar que usurpen tu identidad

Supongo que ya os habréis enterado del profundo lavado de cara que ha hecho Microsoft a Hotmail reconvirtiéndolo en el nuevo Outlook. Con este cambio, se ha introducido un nuevo dominio @outlook.com independiente a los antiguos @hotmail.com, @hotmail.es y @live.com y esto quiere decir que existe la posibilidad de crear nuevas cuentas de correo con la coletilla @outlook.com

Más de uno ya estará sintiendo ese pánico a perder la que es su cuenta de toda la vida y que le identifica (nick, apodo, nombre). Bueno, por un lado, Hotmail sigue de fondo, luego las cuentas se mantienen, pero eso no quita que queramos reservarnos su alternativa en Outlook. De eso va este artículo.

La forma más obvia de hacerlo -comento pero no explico- es crear una cuenta nueva desde cero en Outlook.com con todos sus trámites. Otra opción es pasar de Hotmail y transferir toda su carga a Outlook. El proceso tarda unos días, pero finalmente podréis hacer login con vuestro nombre@outlook.com y conservar todo lo que teníais en Hotmail. Para llegar a la pantalla de la siguiente imagen, los pasos son similares a los que se describen más abajo.

Cambiar @hotmail por @outlook

Pero si no queréis tener todas vuestras cuentas desperdigadas o si no queréis deshaceos de la antigua dirección de correo, Microsoft ofrece la posibilidad de reservar varios alias (cuentas a casi todos los efectos) desde tu actual cuenta de Hotmail.

Pasos a seguir

Lo primero, acceded en Outlook.com con la cuenta de siempre y buscad en la parte superior derecha de la web, una rueda dentada que representa las opciones de configuración del correo. Pinchad y, en el desplegable, haced click sobre la parte destacada en la imagen «Más opciones de configuración de correo«.

Opciones de configuración

En la pantalla que os carga, buscad «Crear un alias de Outlook«. En caso de que lo queráis sea cambiar el nombre de la cuenta como hablábamos antes, justo debajo de esa opción encontraréis el acceso que os dirigirá a la página de la primera imagen que ilustra el cambio de correo electrónico.

Crear alias Outlook

Si habéis clickado en «Crear un alias de Outlook» ya estaréis en el diálogo que os comenta de qué va esto y que os da la opción de introducir la nueva dirección que queráis reservar.

Elegir el alias @outlook

Rellenáis el único espacio que hay, clickáis sobre el botón de «Crear un alias» y Microsoft nos devolverá a la bandeja de entrada con otro diálogo en el que nos pide una mínima configuración para los correos que lleguen a nombre del nuevo alias.

Elegir destino de los nuevos correos

Una vez elegido si preferimos una carpeta especial o la bandeja de entrada, ya tendréis creado, reservado y asegurado vuestro alias. Éste permitirá recibir y enviar correos como si se tratase de una dirección normal, pero no permitirá hacer login con @outlook.com, para eso, es mejor cambiar la dirección. Como sea, una vez creado y, salvo que se elimine (que se puede), nadie podrá crearse un correo de Outlook con ese mismo usuario ;)

Lo bueno de esta opción es que podréis manejar desde una misma cuenta de correo varias diferentes, tantas como alias decidáis crear, aunque Microsoft también ofrece la posibilidad de enviar y recibir correo electrónico de otras cuentas diferentes que agreguéis al servicio –Entrada (la rueda dentada) > Opciones > Enviar y recibir correo electrónico de otras cuentas-, por si preferís crearlas desde cero. Elegid la opción que más os convenga.